Instagram

Bienvenidos

domingo, 20 de marzo de 2011

Un homenaje a mis amados libros.

La mítica librería de 84 Charing Cross Road de Helene Hanff.
     
 Para nadie que me conozca es un secreto que amo la literatura y lo llevo a gala. No siempre los refranes tienen razón: "Dime de qué presumes y te diré de qué careces". Presumo continuamente de no poder vivir sin leer un solo día de mi vida; de gastar lo poco que tenga en libros; de sentirme privilegiada por sentir tan satisfactoria pasión, y os digo, y vuelvo a presumir, que nada hay más cierto en mi vida. Que siempre hay un libro que me acompaña y si las personas a veces me han hecho sentir sola, nunca me lo ha hecho sentir un libro. Un día una amiga me dijo: "Una mujer atada a un libro". Y yo le respondí: "No, una mujer abrazada a un libro". Llevar siempre entre mis brazos o dentro del bolso un libro interesante es para mí tan normal como llevar el D.N.I., algo de dinero y las llaves de casa. Nunca salgo sin mi eterno y más fiel compañero. No hay espera tediosa en la consulta del médico o en la cola de cualquier comercio, ya que los personajes más interesantes que podáis imaginar me acompañan y soplan fuerte fuerte para que cualquier rastro de aburrimiento o impaciencia huya de mí. En los momentos felices, al leer mi felicidad se ha multiplicado, y en los momentos tristes, mi tristeza se ha visto aliviada. Siento un absoluto agradecimiento por esta pasión que me hace la vida más llevadera. 

 Por todo lo arriba explicado, en mi taller no pueden faltar los libros. Y son ellos los artífices reales de mis creaciones, pues durante años han nutrido mi imaginación.  Detrás de cada creación hay algún personaje que ha saltado de las páginas de uno de mis libros y travieso se ha sentado junto a mí para embadurnarse de pintura, pincharse con los alfileres o llevarse algún que otro manotazo por no dejar de enredarlo todo. Y en cada una de mis piezas están las huellas de sus dedos. Mi taller está en un cuarto no muy grande, pero en él veo por cada rincón un amado personaje que me arropa y me acompaña. Aquí mi hija y sus amigas pintan con las acuarelas y parecen especialmente tranquilas y felices. Nuestro gato Garfield acostumbra a subirse a las estanterías, a mi mesa de trabajo y con sus ojos misteriosos parece ver lo que los humanos no podemos. Dicen que los lugares transmiten sensaciones por los seres que han habitado en ellos. Estoy segura de que esto es cierto. Pero también estoy convencida de que al abrir un libro que ha sido disfrutado por otras personas podemos sentirnos poseídos por sus antiguos dueños y, cómo no, por los personajes que en ellos habitan. Me vienen a la mente en especial los creados por Hans Christian Andersen que en tantos momentos de nuestra infancia nos han acompañado, siempre tristes y hermosos: El soldadito de plomo, La reina de las nieves, La cerillera y muchos más. Cualquier imaginación por flaquita que esté puede verse nutrida por tan inolvidables personajes. 

Ilustración de LA CERILLERA de Raquel Cané http://raquelcane.blogspot.com.




5 comentarios:

  1. Quienes te conocemos sabemos que todo lo que has escrito es cierto. Amas los libros y la literatura. Es un placer escucharte hablar con pasión del libro que estas leyendo, de la artesanía en la que estás trabajando, de tus proyectos. Que gran artista y gran persona! un honor y un placer seguirte.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! Tú sí que eres una artistaza!! Espero impaciente lo nuevo de tu blog para ver qué nuevas delicias escribes. Un besazo, sol!!

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo contigo y comparto tu afición. Raramente presto mis libros, solo a quien de seguro se que lo va a leer y me lo va a devolver. Creo que un libro es como un buen amigo, que no se puede uno a arriesgar a perderlo.
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Es muy cierto lo que dices, Marisa. Algunos perdí que nunca me devolvieron y decidí como tú dejarles libros sólo a las personas que los aman también y saben la pena que da perderlos.
    Te mando un abrazo enorme, maestra, para mí es un honor que visites mi blog!!

    ResponderEliminar
  5. Me siento identificado y, ahora que te conozco, mejor para mí.
    Saludos.

    ResponderEliminar