Instagram

Bienvenidos

domingo, 14 de febrero de 2016

SUICIDIO SIMBÓLICO
-Leonora-

Muñeca modelada a mano, así como sus accesorios. Su tamaño es de 34cm.
Información: laminomalice@hotmail.es/SylviaBeachBookcase@gmail.com

Mi Facebook: La Minomalice
























Hace un año que no presentaba una nueva muñeca. Desde la última me estanqué porque no había logrado mi propósito, crear una muñeca que fuera algo más, que simbolizara algo diferente a una muñeca más o menos linda. Quería que transmitieran su rostro y su cuerpo un sentimiento real presente en mí. Aunque su imagen, imagino algo impactante, parezca simbolizar muerte, no es así, sino que representa una ruptura con una sociedad que impone una serie de tiranías a las que debemos amoldarnos sí o sí. Esta muñeca sería como una especie de "alter ego" que lleva a cabo algo que yo no puedo hacer del todo. A través de ella rompo con lo establecido, con lo que me daña y me conduce como a una autómata a favorecer los intereses de unos pocos que imponen las reglas. Ella a través del arte -la literatura en este caso- renace a un mundo más coherente con su verdadera singularidad y encuentra su razón de ser en la búsqueda de la belleza, la verdad y el conocimiento de sí misma. 

Es lo que he querido simbolizar. Aunque las personas que crean nunca llegan a sentirse satisfechas del todo con sus criaturas, en esta ocasión por lo menos siento que he recorrido una parte del camino que pretendo recorrer. Dejo atrás los más naïf de mis anteriores creaciones que no me explicaban, ni hacían que me sintiera satisfecha y que al mirarlas sentía que algo fallaba, que no era honesta conmigo misma y no sacaba lo que de veras quería sacar, dolor, confusión, miedo,..., deseo de, a través de unos sentimientos que puedan ser negativos y que hacen sufrir, encontrar el modo de crecer y hacerme más fuerte, pero desde la coherencia de una singularidad y una forma de pensar que rechaza mucho de lo establecido. Y asumir una vida dura y hermosa a la vez sin negar nada de lo que en ella ha habido. En mis anteriores creaciones a través de lo naïf negaba un dolor por unas vivencias y le ponía una sonrisa falsa a mis recuerdos. 

No sé si este pedacito de mí será entendido o no, pero es parte de lo que quiero mostrar a través de mis creaciones. Si agrada o no ya no es cosa mía. En mi camino mis niñas seguirán surgiendo del dolor y serán bien recibidas por su "madre".

Homenajes:
-A la literatura.
-A la fotógrafa Julia Cameron.
-Al Expresionismo alemán.

***

"También las marionetas tienen pasiones. Introducen una trama nueva en lo que presentan, y tuercen el desenlace ordenado de la vicisitud para amoldarlo a su capricho o su apetito". 

De Profundis, Oscar Wilde.

"...ahora pienso que incluso lo de escribir es mi defensa contra el suicidio, como si escribiendo me escapara de mí mismo, escribiendo quizá podré contestar a la pregunta... qué será de mí, quién era y quién soy ahora mismo. Escribir es mi modo de curarme...".

Bodas en casa, Bohumil Hrabal


9 comentarios:

  1. Ay! no sé si las fotografías pesan mucho o mi conexión es muy pésima, pero no he podido ver ninguna imagen de la muñeca. Espero entrar otro día y verlas. De todas maneras te he leído atenta, y comprendo muy bien lo que dices. Hay que ser honesta en el quehacer, de lo contrario el trabajo se vuelve sin gracia también. Me alegro verte por aquí. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola! Qué alegría saludarte de nuevo!! Sí algo debe ocurrir con las fotografías porque no consigo compartirlas en Facebook. Voy a mirar cómo lo soluciono. Gracias por darme tu parecer en lo escrito que también es parte de mí. Sí, al crear si no sigues lo que de veras te dicta tu singularidad aunque lo puedas más o menos disfrutar siempre te queda cierto malestar. Un abrazo enorme Yeka!!

    ResponderEliminar
  4. He vuelto a pasar y ahora si veo las imágenes. Me ha impactado como primera impresión. Y las causas son varias creo, porque estaba acostumbrada a una estética que ya era singular en ti, para mi. Pero además porque esta muñeca tiene vida. Y lo menciono de manera más profunda incluso que una metáfora. Tiene vida porque expresa mucho su mirada. Los detalles y toda ella es tan romántica, refiriéndome a la idea del romanticismo clásico. Me gusta mucho Ana, pero no porque quiera ser obsecuente, no quiero eso, sino porque cuenta, habla y porque estéticamente es maravillosa. No se si en otro momento de mi vida ella me sugeriría otro sentimiento, pero en este de mi vida me habla de tristezas y entonces logro comprenderla. Así es el arte, bello, comunicador, sensitivo y hasta cuestionador. Besos Ana!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, Yeka, es muy hermoso lo que dices sobre mi muñeca. Mi intención era esa, que de algún modo su rostro expresara un sentimiento, en este caso, como bien dices, de tristeza por el dolor sufrido en su tránsito por la vida. Para no sucumbir, para ser más fuertes, sin sacrificar sentimientos, nos agarramos a diferentes medios y creo que el arte es el más idóneo para lograrlo y para crecer. Si lo has visto, si ella te habla de algún modo para mí es un grandísimo logro y no sabes cómo te agradezco el que me hagas partícipe de lo que te ha trasmitido. Me reafirmo en lo que te dije, es un placer volver a hablar contigo!! Un besazo enorme Yeka!

    ResponderEliminar
  6. Buscamos continuamente nuevas inquietudes, ese 'por qué' y 'para qué' levantarnos cada mañana y no hay nada que nos ocupe más en toda la vida que la búsqueda de nuestro yo genuino.
    Me ha alegrado leerte de nuevo.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Herminia, a mí también me alegra saludarte! Creo que has dicho algo que es muy importante y es esa búsqueda de nuestro verdadero ser que en nuestro caso, a través de nuestras manos, tratamos de mostrarlo en una creación.

      Te mando un beso enorme! Y voy a tratar de venir más por aquí.

      Eliminar
  7. Querida Ana. Has hecho una creación única y atrevida,...que lleva palabras en su interior, y que por lo que he podido observar, a veces logran vislumbrarse. Son palabras que lleva dentro de ella...como cosidas en la profundidad de su ser, pero que quieren salir...y al mismo tiempo quedarse en la intimidad de su ser.
    La primera impresión, al verla, ha sido ver a Virginia Woolf. De verdad, que algo de ella, parece que lleva. Su rostro me transporta a una vida llena de vidas, de recuerdos, de existencias...algunas de ellas te pueden transportar a momentos de alegrías, de sufrimientos, de melancolías...
    Puede que me equivoque, y me haga dudar mi subjetividad, y lo inmersa que estoy en el mundo de las primeras mujeres de principio del siglo pasado...pero de algún modo, en su mirada, veo la lucha por un mundo mejor...y la tristeza por la resistencia del ser humano a vivir y disfrutar de lo que nos rodea. Especialmente ese principio de siglo fue devastador para algunas almas sensibles...ya que vivir dos guerras mundiales, y ambas tan tremendas, debe de dejar una huella imborrable...y puede que su rostro, estuviera en muchas mujeres que deambulaban por aquellos años. Con el agravante de no disponer de un espacio propio, de derechos, de posibilidad de elección...aunque, observo, que Leonor tiene su "habitación" rodeada de gatos, de poesía, de Oscar Wilde...en fin...tiene un mundo interior maravilloso.
    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  8. Querida María, gracias por tus palabras. Me gusta mucho la interpretación que le das a Leonora. Y me complace mucho que veas en ella a Virginia Woolf, porque en realidad no en ella, pero sí en su madre me inspiré para crearla. Tengo un libro de la editorial Circe, "Vanessa Bell y Virginia Woolf" en la que aparecen unas fotografías muy bonitas de las hermanas y de su familia. En especial hay una foto de su madre que me gusta mucho, pues se la hizo la magnífica fotógrafa Julia Cameron. No he tratado de reproducir el rostro tal cual, pues a mí no me gusta crear algo que ya existe, trato siempre de darle mi toque diferente, pero su rostro es de huesos muy marcados y con los ojos algo hundidos, características también de Virginia, y esos rasgos le venían bien para expresar lo que yo quería que expresara, debía mostrar cierto sufrimiento, aunque el mensaje es el de, después del dolor la recompensa del arte y el ser uno mismo con sus pros y sus contras.
    Me encanta siempre saludarte y charlar contigo, aquí, en tu blog o donde se presente!! Un besazo enorme y abrazo chillao. Espero que pases un buen fin de semana, con algunos recuerdos que ahora te asaltarán, pero bailando un hermoso vals con ellos.

    ResponderEliminar